martes, 2 de julio de 2013

CENSURADO



Caracas, 20 de noviembre de 2012.

Prof. Elba Pérez Pulido,
Vicerrectorado de postgrado, investigación y extensión,
Universidad Católica Santa Rosa.

Asunto: Censura de artículo para la Revista UCSAR

De mi estima:

El artículo El modelo cristiano de vida, enviado por mí a la Revista UCSAR, es la transcripción de una conferencia dictada en la Sala de Cine Comunitario de nuestra Universidad; a la vez, es síntesis de la tesis central de la obra Siete Cristos publicada por Fundación Editorial el perro y la rana, en Caracas, 2007, pp. 583 y un tiraje de 3.000 ejemplares. Porque se ha herido mi amor propio y porque constituye un lamentable precedente para la Universidad la censura de que ha sido objeto el artículo, quiero exponer en las líneas que siguen, profesora Pérez Pulido, mi apreciación del hecho, pues –hasta donde alcanza mi conocimiento- la Universidad no cuenta con un Consejo Nocturno del anciano Platón.

Debo decir, en primer lugar, que accedí a revisar mi artículo por el pedido que usted tan gentilmente me hizo. Cumplido el mandato, confieso que no encontré nada –o, más bien, encontré todo, según se mire- que merezca rectificación.

Antes de pasar al análisis de las críticas, pienso que el artículo debió publicarse y, posteriormente, si alguien consideraba que debía ser pulverizado, podría legítimamente dedicarse a la gozosa tarea de la demolición… ¡en las páginas de la revista! De este modo, la polémica hubiera sido benéfica para los lectores y hablaría muy bien del espíritu universitario (universal) de nuestra casa de estudios. Pero no ha sido así y tal censura habla, más bien, del talante aldeano.

Vayamos al análisis de las evaluaciones que identifico como ‘censor corto’ y ‘censor largo’. Dice censor corto:
1. Considero: Se deben respetar las normas de la revista UCSAR, en cuanto a interlineado, y tipo de fuente.

(Comentarios. 1) No se entiende bien el uso de los dos puntos (:) después de ‘considero’ ni tampoco el empleo de la coma (,) antes de ‘y’. 2) Acepto plenamente lo observado, pero es de poca monta).

2.     Se deben cuidar ciertas afirmaciones hechas sin las debidas fundamentación (sic), como por ejemplo. “Qué la teología de la liberación es considerada una herejías”. y no explica porque (sic) se considera una herejía. ¿Es una opinión del articulista? Se debe fundamentar, además, la Teología de la Liberación está contextualizada, en un momento histórico, y en una realidad latinoamericana.

(Comentarios. 1) Definitivamente, el crítico no se lleva muy bien con los signos de puntuación ni con la concordancia. 2) Es en la página 3 donde censor corto encuentra la piedra en el camino, cuando se afirma: “Es más, la infinidad de herejías que la Iglesia ha tenido que combatir a lo largo de los tiempos –y que todavía combate, como p. e., la llamada Teología de la liberación- derivan de este hecho”. Tomo de internet la siguiente noticia:   

ROMA, 03 Feb. 11 / 02:38 am (ACI).- El nuevo Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, el Arzobispo brasileño Joao Braz de Aviz, recordó que vivió el nacimiento de la teología de la liberación "con mucha angustia" pues casi deja el sacerdocio e incluso la Iglesia en aquella época /…/ Hablando luego sobre la vida consagrada y la influencia de la teología de la liberación en Brasil, el Arzobispo dijo que sobre este tema es importante resaltar los documentos que el Vaticano envió al país en dos oportunidades en donde se "corregían asuntos ligados al uso del método marxista en la interpretación de la realidad". "Creo que todavía no se ha completado suficientemente el trabajo teológico para desvincular la opción por los pobres de su dependencia de una teología de la liberación ideológica como ha precisado últimamente el Papa Benedicto XVI".

Si el crítico se hubiera acercado a la red, sabría que la opinión del articulista es fundada. Escribir sobre lo que pide es cometer falacia de atinencia, porque no vendría a cuento).

3.     No se pone el objetivo del artículo y me genera dudas sobre la finalidad del artículo.
(Comentarios. Es cierto que en el artículo no se señala expresamente el objetivo, pero… ¿no se deduce? ¿La finalidad que pide el censor es la mala intención?

4.     La conclusión no está acorde ni da claridad sobre el desarrollo del tema.
(Comentarios. 1) Definitivamente, la buena expresión castellana huyó del crítico. 2) Concedo que hay un salto argumentativo que va del desarrollo del tema a su conclusión. El articulista supuso que el censor podía darlo sin pértiga. Aquí se la traigo:

Si los fieles cristianos no siguen los modelos propuestos por la religión, puesto que es imposible seguirlos: nadie puede ser Mesías ni Profeta ni Hijo de Dios –en el sentido desarrollado-, entonces no son verdaderos religiosos.
Pero es así que son religiosos por la fe y prácticas que manifiestan, entonces lo son por otra razón.
Esa razón está en la voluntad de inmortalidad de su propio pellejo.
                   Dios garantiza la inmortalidad del pellejo.
Luego, los fieles religiosos creen en Dios por voluntad

5. El artículo debe ser Publicable siempre y cuando se tomen en cuenta las mencionadas Modificaciones.

(Comentarios: 1) ¿Cuáles son las “mencionadas Modificaciones”? Corrijo la expresión: El artículo es Publicable… 2) Recomiendo a censor corto la lectura, pausada, de El arte de escribir, de Elba Pérez Pulido. Si le fuera muy difícil su comprensión, haga un curso de redacción y estilo).

Censor largo se va en una serie de elogios de sinceridad sospechosa. Por ejemplo, ‘Sobre la claridad y rigor en la exposición del tema’, afirma: “El escrito presenta un estilo propio para captar la atención del lector”; “Se resalta la astucia de llevar al lector a una formulación reflexiva producto del análisis crítico”.

Sobre el ‘Aporte al área del conocimiento’, el crítico deja sentado lo que sigue: “Importante la labor investigativa del autor para abordar diferentes planos en argumentación tomando en cuenta los contextos históricos, el acercamiento a la Escritura, a la cultura del Antiguo y Nuevo Testamento, a los significados etimológicos de términos…”

En las ‘Observaciones sobre el estilo y la argumentación de ideas’ dice que “El autor utiliza un estilo de contraposición de las premisas en las que somete al sistema de tesis, antítesis y síntesis, demostrando el carácter investigativo al utilizar algunas fuentes histórico (sic), culturales y etimológicas en referencia al tema planteado…”

Paradójicamente, las bondades del artículo son los mayores obstáculos para su publicación (aunque este crítico no afirma en ningún lado que no sea Publicable). Así, se dice en el primer apartado, segundo párrafo: “El autor brinda una visión crítica que debe cuidar para que no se desmonte su discurso”.

El núcleo de la crítica se puede constatar en el tercer párrafo del segundo apartado. Allí anotó: “… pareciera que el estilo refleja una metodología especulativa, de la cual no se duda hubo recolección, clasificación del material, investigación y reflexión que se plasma en éstas líneas, sin embargo es de notar el cuidado que hay que tener para dar afirmaciones tajantes, sobretodo  en áreas de conocimiento científico que exigen firmeza y responsabilidad a (sic) los planteamientos, así al considerar la Teología de la Liberación como una herejía, aspecto que es absolutamente incierto”.

No deja de ser curioso que el párrafo termine con la referencia a la “Teología de la Liberación”, aspecto completamente marginal y periférico del artículo. Si  se elimina la expresión, el artículo no se ve alterado en nada. Pero es curioso el hecho porque, para censor largo, es el nudo gordiano del escrito. Cortado el nudo, ya no hay impedimento para la censura.

Hace énfasis censor largo en  a) la “investigación científica”, b) el “conocimiento científico” y  c) el “área científica”, asuntos en los que parece ser un experto. No lo ponemos en duda. Lamentamos, sí, que esa ciencia no la haya puesto al servicio de la demostración de la existencia de la divinidad en la XIII Semana Universitaria  de julio pasado. Únicamente este articulista, que maneja “una metodología especulativa”, se atrevió en esa dirección. Su ponencia Dios o la ilusión de lo porvenir puede ser consultada en carloshjorge.blogspot.com

 Y hasta aquí, profesora Pérez Pulido, llega la contraargumentación. Usted me pidió que revisara el artículo para volverlo publicable, pero para ello debería redactar un nuevo texto. Y eso sería darles la razón a los censores. Cosa que, definitivamente, no estoy dispuesto a hacer.

Aprovecho la oportunidad para saludar a usted muy atentamente.

Carlos H. Jorge